Economía & Negocios

Universidad la rechazó por tener Síndrome de Down pero hoy es una exitosa diseñadora de modas

Nacida en Ciudad de Guatemala, Isabella Springmühl es una diseñadora de modas que a pesar del rechazo que generó su condición, nunca se dio por vencida para lograr su objetivo, ser reconocida mundialmente. En la actualidad y con tan solo19 años de edad, Isabella cuenta con el reconocimiento internacional de sus diseños.

Después de graduarse del colegio, Isabella intentó acceder a la única Universidad en Guatemala que posee una carrera de diseño de moda. Sin embargo, debido a su condición fue víctima de la discriminación e ignorancia, que impidieron que pueda estudiar una carrera universitaria. Recién en la tercera escuela donde aplicó, fue admitida. Así, Isabella comenzó a aprender cómo aplicar su pasión por el mundo fashionista y empezó a soñar con ser reconocida y triunfar en las grandes capitales de la moda.

“Yo quise entrar en dos universidades de Guatemala pero lamentablemente me dijeron ‘no puedes porque tienes síndrome de down’. ¿Sabes cómo me sentí? Me sentí devastada, horrible, triste, enojada con la vida y no quería hacer nada. Pero poco a poco lo superé, entré en una academia en la que sí me aceptaron, tenía la máquina e hice mis patrones, me empujé más y más hasta volar alto”, expresó.

Pero su esfuerzo y dedicación por entrar en una industria llena de obstáculos y dificultades callaron las voces que la intentaron convencer de que su condición no permitiría que triunfe. De tal modo, fue reconocida por las esferas más altas de la alta costura, que le permitieron cumplir su sueño de participar en la semana de la moda londinense y consagrarse como una de las diseñadoras más jóvenes presentes. Además, fue una de las primeras participaciones guatemaltecas en el evento y la primera diseñadora con síndrome de Down en brillar en las pasarelas británicas.

«Desde pequeña pasaba horas con las revistas de moda y con hojas de papel empezaba a trazar», contó su madre en una entrevista con CNN.

El estilo novedoso de Isabella Springmühl pone toda la atención en sus creaciones, que combinan telas y estampados propios del folklore guatemalteco con el glam del mundo occidental en accesorios, carteras, ponchos y vestidos repletos de color, originalidad y estética latinoamericana. Trabajando en conjunto con artistas indígenas guatemaltecos, Isabella crea piezas eclécticas de autor. De hecho, ella misma se define como una diseñadora perfeccionista, que no deja nada librado al azar.

Lea también  A pesar de no ver y escuchar muy poco logró ser programadora de Microsoft

Como resultado de su enorme talento y sacrificio, la joven diseñadora recibió en los últimos tiempos un merecido reconocimiento internacional. En el 2015, Isabella tuvo la oportunidad de mostrar sus diseños en el Museo Ixchel del Traje Indígena en Guatemala, donde toda su colección se agotó. Desde entonces, su carrera transitó en medio de un ininterrumpido crecimiento, ya que casi inmediatamente se trasladó sin escalas a la semana de la moda londinense de 2016, donde recibió uno de los aplausos más fuertes que se recuerden en la historia de festival. En octubre próximo viajará a Roma con su nueva colección.

A pesar de que su ropa es para cualquier persona, Springmühl también quiere centrarse en quienes, como ella, sufren muchas veces la discriminación y la marginalidad: otras personas con síndrome de Down. «Debido a nuestras características físicas, a veces resulta difícil encontrar ropa bonita que nos quede bien», explicó Isabella. «Tenemos cuellos cortos, torsos cortos». Así fue que creó Down to Xjabelle, una línea creada específicamente para personas con Síndrome de Down.

“Mis diseños son inspirados por Guatemala y por mi abuelita, ya que ella era diseñadora de modas y usaba típico, entonces por ella y por Guatemala se juntaron, empecé a unir ciertas cosas para que surgieran mis diseños”, explica.

“Yo pienso ideas, yo me inspiro por música, por la naturaleza, por lo verde y así ya tengo el toque final. Agarro esa idea, lo diseño, lo imprimo, pongo los retoques al final y voy a mi taller; es lo que yo hago, escojo el hilo o la tela, eso significa algo realmente amoroso para mí y si veo una prenda mía en una pasarela, me siento que soy igual que las demás diseñadores famosos y quiero que me reconozcan como a ellos”, añade.

Hace unos años se convirtió en la primera diseñadora de modas con síndrome de down en presentarse con sus creaciones como artista emergente en la International Fashion Showcase, como parte del London Fashion Week. 

Isabella busca cambiar la percepción que existe en la sociedad sobre la gente con algún tipo de discapacidad, y se destaca por fomentar la inclusión al incorporar modelos de pasarela que tienen capacidades diferentes para presentar sus diseños.

 “A los modelos les dije ‘gracias, gracias por ser mis modelos, gracias por creer en mí, por confiar en mí y por aceptarme’ y yo a ellos como una amiga más, que me miren con los ojos del corazón”, dijo Isabella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *