Sucesos

Médicos del Hospital de Ñemby reportan otro caso de niña abusada y embarazada, con solo 13 años

Médicos del Hospital Distrital de Ñemby detectaron que una niña de 13 años, que ingresó por dolores abdominales, está embarazada de 35 semanas. La misma fue víctima de abuso sexual.

La doctora Cynthia Decoud, directora del Hospital Distrital de Ñemby, dijo este martes que el abuso sexual en niños «lastimosamente se está haciendo un poco frecuente en nuestro país».

El último caso tiene que ver con una niña de 13 años que ingresó al centro asistencial el domingo pasado por dolores en el bajo vientre. Fue ingresada al servicio de Pediatría y ahí se constató un crecimiento abdominal.

Los médicos le detectaron una gestación de 35 semanas a partir de una ecografía, por lo que la víctima quedó internada para estudios y evaluaciones. Ahora, la niña está recibiendo apoyo sicológico.

«Actualmente está internada, acompañada por la madre, está bien, estable. Ya se constató que el embarazo es de 35 semanas de gestación. Se le dejó internada por la amenaza de parto prematuro», explicó la doctora a NPY.

La directora médica mencionó que inmediatamente se dio aviso a las autoridades pertinentes del hecho y que el caso pasó a manos del Ministerio Público.

El padrastro de la niña sería el presunto responsable del abuso, quien ya fue denunciado ante la Policía Nacional y en estos momentos se encuentra prófugo.

Imputación por embarazo de niña de 11 años

En un caso similar ocurrido la semana pasada, el Ministerio Público imputó y pidió la rebeldía del supuesto autor del abuso sexual de una niña de 11 años, que fue rescatada del interior de una vivienda en Santa Rita, Departamento de Alto Paraná, con seis meses de gestación.

La Fiscalía ordenó la detención del hombre, quien actualmente está con paradero desconocido.

Según los datos, la familia de la víctima es de escasos recursos económicos, hecho que habría sido utilizado por el dueño de la casa donde vivían para abusar de la niña que también tiene una hermana de 13 años, que recibirá asistencia sicológica.

Las dos residían con su padre, quien se desempeña como vendedor ambulante, y cuando él salía a trabajar, ambas niñas quedaban a cargo de la pareja del imputado.

Los nombres de las víctimas y de su entorno familiar se omiten en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que prohíbe la publicación de datos que posibiliten identificar a los menores de edad en condición de víctimas o supuestos autores de hechos punibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *