Sucesos

Ferrocarriles del Paraguay: Sueldos astronómicos y ni un solo ferrocarril en funcionamiento

Foto: Archivo

Pese a que Paraguay no cuenta si quiera con un tren de cercanías, Ferrocarriles del Paraguay SA (FEPASA) destina millones en salarios. Sus directivos ganan entre 10 y 19 millones de guaraníes, pero sus empleados no cobran hace meses y hay puros “proyectos fantasmas”. Todo esto ocurre mientras en el sector de la salud, los médicos perciben miserias, en un momento tan crítico.

De acuerdo a la nómina de salarios del mes de junio de Fepasa, el presidente Lauro Ramírez recibió como remuneración la suma de G. 19.398.191; el gerente general, Humberto Ortiz, G. 15.000.000; el síndico titular, José Luis Argaña, G. 12.187.800; y el asesor jurídico, Héctor Sosa, el gerente de Patrimonios, Alberto Campos, y el gerente comercial, Hayato Fuchiwaki, percibieron G. 10.000.000, respectivamente.

Según expone el programa La Caja Negra (Unicanal), hace ocho meses que Ferrocarriles del Paraguay SA (FEPASA) no paga el sueldo a sus 46 empleados, tampoco está al día con el aporte al IPS, pero sí les descuentan ese dinero a los funcionarios, sin embargo su presidente Lauro Ramírez asegura que en este mes de diciembre el proyecto del Tren del Lago que hará el trayecto Luque-Ypacaraí entrará en funcionamiento, pese a que no existen vías ni locomotoras.

Los empleados solicitaron al Síndico de FEPASA que realice un llamado a Asamblea Extraordinaria para ver la forma de salvar la situación de la empresa, y hasta enviaron una carta al presidente de la República Mario Abdo Benítez, para que intervenga ya que el Estado Paraguayo es el principal accionista.

Pero a las groseras irregularidades, se suman dos préstamos de G. 200 millones que realizó FEPASA en junio y octubre del 2019 de la empresa Alianza Internacional Cooperativa Universitaria (AICU), cuyo Presidente es el señor Lauro Ramirez López, que también es el Presidente de FEPASA, y el vicepresidente de la firma AICU es el señor Humberto Ramón Ortiz Bento, quien a su vez es gerente general de FEPASA, y a pesar de la absoluta incompatibilidad que existe legalmente para realizar dicha operación, se ha formalizado el mencionado crédito.

Todo hace suponer que se estaría realizando una presunta tragada de fondos de manera descomunal, esto atendiendo que nunca avanzan los proyectos de la tan ansiada puesta en marcha del tren.

FEPASA VS. MÉDICOS

Mientras en Fepasa los salarios de los directivos son astronómicos, sin hacer trabajo alguno ya que no existe un solo tren en funcionamiento, otra es la situación en la salud, donde los médicos reciben migajas por su valorable servicio al público en este momento crítico por la pandemia del coronavirus, el personal de banco arriesga su vida y muchos de ellos ya fallecieron, pero están totalmente desprotegidos sin insumos, sin protección adecuada para atender a pacientes con Covid, porque no hay dinero, pero en una institución inservible y quebrada como FEPASA se despilfarran millones en salarios.

Dependiendo de la categoría del médico, este puede percibir entre 4 millones y 10 millones de guaraníes. Según detalla la doctora Gloria Meza, presidenta del Círculo Paraguayo de Médicos, un residente percibe la suma de G. 4 millones, luego el siguiente recibe G. 4,8 millones, 5 millones, y los médicos más antiguos llegan hasta 6,5 millones. En tanto que aquellos que ocupan cargos de jefaturas tienen un sobresueldo por responsabilidad, llegando a totalizar G. 10 millones. Estos médicos trabajan sin descanso, mientras que los directivos de FEPASA no se le conoce trabajo alguno, no se sabe si hacen oficina o alguna labor específica, pero ganan muchísimo más que un médico.

Es poco lo que ganan los médicos, debe ser mucho más. La responsabilidad es enorme para más trabajamos con medicamentos truchos, de baja calidad. Después se muere el paciente y se queda toda la responsabilidad sobre el médico; el sistema no tiene responsabilidad alguna. Nosotros no tendríamos que asistir a una persona con estos medicamentos, pero si negamos la atención, luego nos denuncian por omisión de auxilio”, indicó a Hoy Digital.

Para mejorar un poco la situación de los médicos y sus bajos salarios, se permite a los mismos tener dos o tres vínculos laborales, sumando así 24, 15 o 12 horas semanales. “Con eso permiten trabajar en dos partes o hasta tres lugares, pero solo uno en la parte pública”, aclaró Meza.

Fuente: Hoy–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *