Judiciales

El caso de Guillermo Paez fue un montaje instrumentado por sectores políticos, sostiene abogado

El Tribunal de Sentencia, conformado por los jueces Liliana Ruiz Díaz, Carlos Peralta e Ingrid Muller, condenó el lunes por invasión de inmueble ajeno a Guillermo Páez, de 68 años, y a su hijo Antonio Páez, ambos en calidad de autores; mientras que sus vecinos Castorino Martínez y Luis Ojeda fueron condenados en calidad de coautores.

El abogado Roberto Ruiz Díaz Labrano, propietario de las 17 hectáreas en disputa, sostuvo que el mismo adquirió la propiedad en el año 1991 de Reinaldo Domínguez Dibb y que posee los títulos.

Aseguro además que la familia Páez ingresaba al lugar de forma esporádica para extraer de manera ilegal las rocas, y que todo fue un montaje.

El abogado Roberto Ruiz Díaz Labrano, asegura que el señor Guillermo Páez (68) fue instrumento de sectores políticos y que intentaron montar que el mismo supuestamente vivía en el lugar.

El propietario indicó que desde el año 2002 estas personas ingresaban al lugar y en ese momento acudio ante la Fiscalía del Medio Ambiente.

Yo he estado defendiendo esa área protegida que posee además un cerro. Atajé numerosas veces que la familia Páez ingrese a hacer incursiones clandestinas para sacar piedras. Yo no me desentendí de la propiedad, sino que la defendí. Tengo los impuestos al día

Añadió que: “Varios de los Páez fueron detenidos e incautados con los materiales de este cerro. Todo se produjo de manera clandestina y con violencia, ya que me prohibieron el ingreso a la propiedad”.

Ruiz Díaz resaltó que la idea de esta familia era montar un escenario para que la justicia crea que sí estaban viviendo allí hace tiempo, pero que eso era casi imposible debido a las condiciones del terreno.

En otro momento Ruiz Diaz Labrano dijo que estas personas entraban a un terreno ajeno que no era de su propiedad, pero que no estaban viviendo ahí, «Ya no me compete probar en qué otro sitio estaba viviendo, solo que en mi propiedad no estaba”.

Yo no busqué que vaya a prisión. No deseo llevarle preso a nadie, pero uno dice defiendo lo mío y llegamos a esta instancia. Quiero que se respete el título de la propiedad privada que me pertenece. Mi vida no está en torno a lo material, hoy se pudo volver importante el lugar por la vista al lago y entiendo lo mediático cuando dicen que quiero despojarle al pobre, pero yo también puedo dejar la profesión, ponerme el sombrero piri e invadir un inmueble

Abg. Roberto Ruiz Díaz Labrano, propietario del inmueble

El fiscal Gustavo Sosa, fue quien logró la condena de 4 años de cárcel para Guillermo Páez (68) y otras tres personas.

En su momento el fiscal refirió : «Ellos viven en Tucanguá hace bastante tiempo, donde definitivamente trataron de instalarse en forma precaria hace unos meses nomás fue en Pirayu’i. No pudimos ubicar el domicilio real pero sabemos que es en la compañía Tucanguá. No hay ninguna sola duda en este caso”

Sosa mencionó que durante la constitución del Tribunal en Pirayu’i, se hallaron dos piezas, una reciente de material y otra de madera, y en su interior solo había un colchón nuevo y completamente limpio.

En el predio estaba una vaca pero ni siquiera había bosta de días o meses anteriores. “La casa tampoco tenía letrina. ¿Dónde está la mesa? Era la hora de comer pero ni había una mesa. ¿Dónde están los animales? ¿Cómo 80 años y no hay rastros de los 80 años? No hay una foto familiar. Una serie de preguntas que se hizo el Tribunal”, argumentó.

El abogado, propietario del inmueble, dijo que ahora lo único que desea es que se cumpla la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *