Sucesos

Comunidad Indígena denunció a la ONG Alter Vida, por apropiarse de G. 1.700 millones

Representantes de la Comunidad Loma, del Pueblo Guaraní Ñandeva, denuncian que la ONG Alter Vida se quedó con millonario fondo de G. 1.700 millones para las comunidades de la zona.

Los mismos viajaron desde la localidad chaqueña de Infante Rivarola distante a unos 800 kilómetros de Asunción, para presentar una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado. Solicitan que se investigue a la ONG Alter Vida, a su presidente, directivos, administradores y especialmente a Víctor Pereira, hermano del senador Sixto Pereira, para saber el destino que tuvieron los 1.700 millones de guaraníes que el Estado entregó para llevar adelante proyectos en asentamientos a favor de las comunidades indígenas en el Chaco.

La misma denuncia también fue presentada a la comisión de pueblos indígenas del Senado y fueron recibidos por el senador Fidel Zavala, quien incluso señaló que iban a pedirle a los denunciantes que asistan a la reunión de la comisión, para ser escuchados por los demás integrantes.

La denuncia señala que Víctor Pereira, hermano del senador Sixto Pereira, bajo engaños llevó a miembros del Pueblo lo Guaraní Ñandeva a invadir unas tierras pertenecientes a la estancia “San Miguel”, propiedad del ganadero Miguel Ángel Muñoz, con la promesa de ayudarlos a emprender varios proyectos para mejorar su vida, sin embargo fueron abandonados a su suerte en el lugar.

Esta denuncia fue constatada a través de un equipo periodístico de La Caja Negra, quienes corroboraron la situación de abandono en la que viven estas comunidades tras haber sido víctimas de engaños y manipulación por parte de esta ONG.

Dicha entidad, recibió este año 1.700 millones de guaraníes para llevar adelante 20 proyectos en dos asentamientos indígenas, sin embargo los hoy afectados señalan que están abandonados a su suerte y que nunca la ONG implementó dichos proyectos, lo único que hicieron fue sacarlos de sus tierras y llevarlos a invadir una estancia donde fueron abandonados, pasaron hambre, algunos enfermaron e incluso otros fallecieron.

Apuntan a Víctor Pereira como la persona que los embaucó y a la abogada Emilia Cano, también al servicio de Alter Vida, como la responsable de presionar en el ámbito judicial para tratar de despojar de sus tierras a Muñoz utilizando a los pueblos indígenas.

Cuando los mismos nativos se dieron cuenta del engaño, decidieron regresar a sus tierras, pero el exlíder de la tribu Miño Ordoñez comenzó a amenazarlos de muerte si dejaban la estancia “San Miguel”, entonces los afectados realizaron en agosto pasado ante el juez de Paz de Mariscal Estigarribia, Ignacio León una denuncia contra Ordoñez y la ONG Alter Vida y hacían responsables a estas personas si les ocurría algo.

De comprobarse que el dinero desapareció se estaría ante un grave hecho ilícito que debe ser investigado y sobre todo identificar a las personas que se quedaron con los 1.700 millones de guaraníes que se tenían que invertir en mejorar la vida de las comunidades indígenas que hasta hoy están abandonadas a su suerte.

Fuente: Hoy—

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *