Internacionales

Caso Pecci: Asesinos confesos piden perdón, en tanto la familia exige condena máxima

Durante una audiencia realizada este viernes en Colombia, los familiares del fiscal Marcelo Pecci pidieron a la Justicia emitir la máxima condena contra los cinco sospechosos del atentado y se niegan a recibir compensación económica como reparación.

Francisco Pecci, hermano del fiscal Marcelo Pecci, asesinado a balazos el 10 de mayo pasado en la Isla Barú, en Cartagena, Colombia, participó este viernes de una audiencia y exigió al juez emitir la máxima condena contra las cinco personas detenidas e imputadas por el crimen.

Asdrubal Guerra, periodista de Blu Radio, informó a la Radio Monumental 1080 AM que en la ocasión se verificó la aceptación de cargos de los presuntos implicados en el hecho y los detenidos pidieron perdón a la familia del fiscal, además expresaron sus arrepentimientos.

Marisol Londoño, señalada de ser una de las personas que siguieron al fiscal para saber sus movimientos y luego informar a los sicarios el momento justo para el ataque, pidió a la familia que la perdone.

«Quiero pedirle a la Nación de Colombia que me perdone, igualmente a los familiares de Marcelo Pecci, allá en Paraguay y a su familia y a todo el mundo entero. No volveré a cometer un acto de eso, estoy arrepentida de todo corazón, primera vez hago esto y nunca volveré a hacer», agregó.

Por su parte, Wendre Carrillo dijo: «Pido perdón por el hecho cometido a las autoridades paraguayas, a las autoridades colombianas, no volveré a cometer un error como este».

Eiverson Arrieta también expresó sus disculpas a las naciones de Colombia y de Paraguay, como así también a la familia del fiscal asesinado.

Más detalles

Las personas detenidas en el marco de la investigación son Francisco Luis Correa Galeano, quien sería la persona que articuló el grupo y fue el coordinador financiero; Wendel Carrillo, quien es el supuesto autor de los disparos, y Jeiverson Zabaleta Arrieta, quien habría transportado a los sicarios hasta la isla de Barú.

Además de Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve Londoño, madre e hijo, quienes habrían realizado la tarea de inteligencia y brindado información a los sicarios de todos los pasos del fiscal Marcelo Pecci en Colombia, en donde se encontraba de luna de miel con su esposa Claudia Aguilera.

Según los investigadores, Francisco Luis Correa Galeano tendría un amplio historial criminal y sería el enlace de una peligrosa oficina de sicarios en el Valle de Aburrá.

Las autoridades colombianas se abocan a la búsqueda de Gabriel Carlos Luis Salinas, de nacionalidad venezolana, quien manejó la moto acuática en la cual iba el sicario desde Playa Blanca hasta el Hotel Decameron.

Todos fueron imputados por los presuntos hechos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y portación de armas de fuego agravado.

Fuente:UH—–

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.