Salud

Alto Paraná: El 30% de ancianos encamados rechazan ser inmunizados contra el covid-19

Foto Referencial

El 30% de los adultos mayores que están en cama en sus casas y que recibieron la visita de los vacunadores del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) a través de la Unidades de Salud Familiar (USF) rechazaron aplicarse la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus (Covid-19) por decisión propia o por influenciadas de familiares, dijo el doctor Hugo Kunzle, director de la X Región Sanitaria.

Un total de 500 adultos mayores encamados están registrados para ser inmunizados en Alto Paraná con la dosis Covaxin. Ayer, se inició la segunda semana de vacunación para abuelitos mayores de 85 años en Ciudad del Este, Hernandarias, Minga Guazú y Presidente Franco.

Al analizar la primera semana de campaña de inmunización dijo que se pudo confirmar muchos rechazos como consecuencia de falsas informaciones que circulan por las redes sociales.

“Estamos analizando muy finamente lo que corresponde al territorio social de las distintas Unidades de Salud de la Familia y vemos alrededor de un 30% de rechazo, principalmente de los familiares de los abuelitos encamados”.

Confirmó que en Alto Paraná no se tiene ningún registros de complicaciones graves posterior a la vacunación. “Ya hemos venido vacunado a alrededor de cinco mil personas del sector salud y no tenemos registrado casos graves, solamente aquellos cuadros leves que nos indica la misma parte técnica de la vacuna, como pequeños dolores musculares, cuadros gripales”.

Dijo que se reportaron dos personas con cuadros de pulmón que se recuperaron después de 24 horas. “Nada más que eso. Fueron formas leves de clínica después de la aplicación de la vacuna. El 99% de las personas no presentaron ni un solo síntoma luego de la aplicación”.

Adelantó que se irá bajando la franja de edad de las personas para recibir los biológicos. “Yo pienso que muy pronto iremos bajando, recordando que esta vacuna es voluntaria. Los familiares deben traer a los adultos mayores de 85 años”.

INTERNADOS HASTA EN SILLAS

En tanto del análisis realizado esta última semana, Alto Paraná registra un leve descenso de casos activos, pero mantiene una alta demanda de camas, tanto para la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) como de sala normal. “Esta última semana vemos una leve disminución de casos activos, pero vemos que, en la población en general que presentan los síntomas, ya no se realizan el hisopado para tener el diagnostico Covid correspondiente. Se están autoaislando y muchas veces automedicando. Es algo que nos preocupa porque que los casos graves y de pacientes jóvenes no cesan de llegar en los hospitales en estos momentos”.

Alto Paraná cuenta con dos centros respiratorios grandes. Uno ubicado en el Instituto de Previsión Social (IPS) y otro en el Hospital Regional de Ciudad del Este. Juntos suman en total 102 camas normales y en este momento cerca de 50 camas con ventiladores. Relató que las escenas de descompensación y flujo constante de pacientes no han mermado en ambos centros médicos.

Pero aseguró que todos de alguna manera son ubicados. “Aquellos que nos llegan de manera grave nos lleva a habilitar sillones y camillas de medicación. Nuestro objetivo es que ningún paciente quede sin un lugar dentro de nuestros hospitales”.

Lamentó que este fin de semana de nuevo se recibió denuncias de casos de fiestas clandestinas. En otro momento adelantó que están trabajando en la capacitación del personal de blanco para habilitar más camas comunes y de UTI en el Hospital Integrado Respiratorio.

Fuente: UH—

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *